¿Pueden los partidos seguir ignorando la regeneración democrática?

Artículo publicado el 22 de octubre de 2014 en Piedras de Papel de eldiario.es

Permítanme que empiece este post de una forma un poco heterodoxa, recurriendo a las nociones de la física sobre los cambios de estado de la materia.  Éstos se definen como cambios que sufre la materia en su forma, volumen o en su estado, sin alterar su composición o naturaleza. Así, se pasa del estado sólido al líquido, como hace el hielo cuando se derrite por efecto del calor; o del líquido al sólido por el efecto del enfriamiento. En estos casos, se conoce exactamente cuáles son las condiciones que se tienen que dar para que la materia pase de un estado a otro. ¿Pero qué ocurre cuando queremos aplicar estas nociones a los cambios en el estado de la sociedad? ¿Está tan claro cuáles son esas condiciones?

Sabemos que el termómetro social lleva registrando una “temperatura anormal” desde hace varios años. Para comprobarlo tenemos los “síntomas demoscópicos”: niveles récord de desconfianza hacia los políticos, descrédito generalizado de las instituciones e insatisfacción con el funcionamiento de la democracia. Y  también son evidentes los “síntomas electorales”: la fuerza de un nuevo partido, Podemos, que genera una gran capacidad de atracción entre los que quieren (en un número creciente) un caballo de Troya que sirva para cambiar el actual estado de cosas.

Sigue leyendo

El PSOE se juega su futuro: más democracia o desaparecer

Manifiesto de Líneas Rojas

El PSOE está a punto de desaparecer como fuerza política de gobierno. En los casi tres años transcurridos entre las últimas elecciones generales y las pasadas elecciones europeas, el PSOE no ha hecho otra cosa que vagar sin rumbo, a la deriva. Perdidas sus señas de identidad, este partido político, en su día mayoritario, contempla desnortado que la sangría de votos parece no tener fin. No hay suelo electoral.

Hoy conviene recordar que son muchos los partidos socialistas en el ámbito europeo que han perdido dramáticamente representatividad y capacidad de influencia, convirtiéndose en algunos países en partidos residuales. El pasado no garantiza el futuro y la ciudadanía pide otra forma de hacer política. Debería resultar evidente que un partido político es una herramienta al servicio de la sociedad, no un fin en sí mismo. Un instrumento imprescindible que sirve para vincular a representantes y representados.

Tras el rotundo fracaso electoral europeo, el PSOE se encuentra en la tesitura de qué hacer para que la opción socialdemócrata recupere la confianza de la ciudadanía. Lo primero, por supuesto, es tener un programa de propuestas progresistas a la altura de su historia. Pero además de ello, hoy parece innegable que también es necesario abrir el partido a la sociedad. Y para ello, nada mejor que celebrar, en primer lugar, unas primarias abiertas a toda la ciudadanía para elegir el/la candidato/a a la Presidencia del Gobierno. Esta posibilidad parece ya estar descartada tras el anuncio de la celebración de un Congreso extraordinario. De ser así, cualquier otra opción que no pase por elegir en este Congreso al Secretario o a la Secretaria General del partido directamente por toda la militancia, un militante = un voto, supone la desconexión completa con las demandas que viene reclamando la sociedad y, por tanto, la defunción del PSOE como partido de gobierno.

En todo caso, las primarias para elegir candidato electoral deben estar aseguradas, garantizando la ejecutiva saliente del Congreso extraordinario que se celebrarán en un plazo breve de tiempo y en impecables condiciones de transparencia e igualdad de oportunidades entre todos los candidatos.

En este momento histórico crucial, rechazamos radicalmente la idea de que decisiones de este calibre sean tomadas únicamente por parte de los llamados “barones”, o por determinadas élites políticas y/o económicas que dan muestras de estar más preocupadas por mantener su condición de tales que por sacar lecciones positivas de lo que los ciudadanos les han querido enseñar con su voto.

Convencidos de que solo a través de un funcionamiento radicalmente democrático y transparente el PSOE podrá volver a conectar con la sociedad y, sobre todo, con esos millones de ciudadanos que un día confiaron en él, pero que en los últimos años se han alejado en busca de otras alternativas, desde el colectivo Líneas Rojas reclamamos:

.- Que el Secretario General del PSOE sea elegido por TODA la militancia (voto directo e igual, como expresión inequívoca de una democracia interna auténtica); y

.- Que el candidato a Presidente del Gobierno del PSOE sea elegido por TODA la ciudadanía que quiera participar en ese proceso de primarias abiertas.

No hay que tener miedo a la democracia.

Líneas Rojas está POR LA DEROGACIÓN DEL ART. 135 DE LA CONSTITUCIÓN. #PorUn135ÉticoySocial

Desde Líneas Rojas apoyamos la campaña promovida por FORO ÉTICO en la plataforma Change para que se derogue el artículo 135 de la Constitución.

La crisis económica y financiera fue la excusa perfecta para llevar al Congreso de los Diputados una propuesta de reforma del artículo 135 de la Constitución, un texto que fue acordado la medianoche del 25 de agosto de 2011 por el PSOE y el PP. Una iniciativa preparada sigilosamente por ambos partidos y llevada a cabo con anormal rapidez, al objeto, se nos dijo entonces, de fortalecer la confianza en la estabilidad de la economía española a medio y largo plazo. (…)

Pero una reforma constitucional de este calado se emprendió por los dos grandes partidos políticos mayoritarios sin más apoyo que la simple aritmética democrática. Y sin más razón que una respuesta rápida y solemne a las presiones internacionales sobre la deuda española. Fue solo un gesto. (…) Sin embargo, ese “gesto” no nos ha acarreado al común de la ciudadanía española más que rescates financieros, recortes sociales y deuda pública asfixiante. O lo que es lo mismo, pobreza, paro insoportable, deterioro inadmisible de los servicios públicos, y ruina de nuestro incipiente Estado de bienestar.

Puedes leer el texto íntegro de la propuesta y firmarla aquí

Dos líneas rojas transgredidas, dos dimisiones necesarias

Por razones bien distintas, José Blanco y Oscar López deben dimitir.

En un sistema democrático, la presunción de inocencia es un derecho fundamental de la ciudadanía, también, naturalmente, de José Blanco, al que la fiscalía quiere sentar en el banquillo por un posible delito de tráfico de influencias y de prevaricación. Pero una cosa son sus derechos como ciudadano y otra sus responsabilidades como político. Blanco no es un ciudadano más; es diputado y ha ejercido durante años importantes responsabilidades en el Gobierno del Estado y dentro del PSOE.

Sigue leyendo

La insoportable corrupción del PP

Cita

Si las numerosas y detalladas informaciones que están apareciendo en los distintos medios en los últimos días son ciertas, el Partido Popular está podrido por la corrupción. Durante años esta fuerza política habría estado pagando con dinero de dudosa procedencia pingües sobresueldos a sus principales dirigentes. Es decir que, de un lado,

el PP se habría financiado ilegalmente a cambio de la concesión de “favores”; y, de otro, sus máximos responsables se habrían enriquecido de una manera ilícita a costa de los ciudadanos.

Desde un punto de vista ético, estos comportamientos son repugnantes, pero además demuestran una insensibilidad absoluta, un desprecio hacia el resto de la sociedad que resulta insoportable, más, si cabe, con seis millones de parados.

Sigue leyendo

Del “Open Government” al “Open Party”

¿Os imagináis que un ciudadano pudiera entrar en la web de su ayuntamiento y que apareciera una ventana que pusiera – “¿En qué podemos ayudarte?”- (como en Google) y que sin más que introducir las palabras “cuánto cuesta contrato basuras” le apareciera automáticamente la cifra? Esto todavía es complicado. Los avances de la web semántica o 3.0 lo podrán hacer posible, pero de momento en España no se ha avanzado demasiado.

Desde hace unos años se nos llena la boca en España hablando de gobierno abierto, open data, open source, wikis, ciudadanía digital, creative commons, e-gobierno, e-administración, ventanilla única, e-política, e-congreso, e-etcétera, pero si analizamos solo un poquito nos daremos cuenta del enorme atraso que llevamos en España, a excepción de Irekia, del Gobierno Vasco.

Sigue leyendo