Balance de las políticas de austeridad en España

Alberto del Pozo Sen y José Moisés Martín Carretero

Artículo publicado en Agenda Pública de eldiario.es el 5 de febrero de 2013

¿Qué consecuencias ha tenido la política de austeridad sobre la economía, el empleo y la cohesión social? ¿Cómo ha afectado a las capacidades del sector público como proveedor de bienes y servicios esenciales? ¿Cómo influyen estas consecuencias sobre las posibilidades de desarrollo económico y social futuras? En mayo se cumplirán cuatro años desde la puesta en práctica de la estricta agenda de la austeridad impuesta por la troika (Comisión Europea, BCE, FMI) y auspiciada por Alemania, tiempo suficiente para analizar, en base a los datos disponibles, la efectividad de esa estrategia en los países que la han soportado de forma más cruda. Con este objetivo, la Fundación Friedrich Ebert ha encargado y publicado varios documentos que analizan estas cuestiones para Grecia, Portugal, Chipre, Irlanda, Italia y España, debatiendo sus conclusiones en dos interesantes seminarios celebrados el pasado año en Nicosia y Madrid. Lo que sigue es un resumen del contenido y conclusiones del documento relativo a España, encargado a Economistas Frente a la Crisis.

La puesta en marcha en mayo de 2010 de la política de ajustes en la zona euro frenó en seco una incipiente recuperación, y colaboró decisivamente a generar la segunda recesión de esta larga crisis. Un resultado previsible, conocido el efecto contractivo de los recortes de gasto público en un contexto de falta de crédito y endeudamiento agudos. Todo supeditado a la reducción de los déficit públicos. La recuperación se fiaba a dos caminos: de un lado, la mejora de la confianza de los mercados y de la inversión derivada de la consolidación fiscal; de otra, de una ganancia de competitividad exterior generada por una intensa devaluación salarial. Ambas cuestiones han resultado fallidas.

Actividad y empleo durante la crisis: políticas aplicadas

Fuente: elaboración propia a partir de CNTR y EPA (INE)

Sigue leyendo

Propuestas fiscales progresistas del PSOE. Bienvenidas

Ver original en: Artículo Blog Alternativas – EL PAÍS, lunes 26 de marzo de 2012

Esta semana el PSOE ha presentado dos proposiciones no de ley en el Congreso en relación a la política tributaria que tienen bastante interés. Por un lado: la reforma del Impuesto de Sociedades (IS) con el establecimiento de un suelo mínimo de pago; por otro la creación de un impuesto sobre las grandes fortunas, como se había ya propuesto en la campaña electoral.

En España los ingresos públicos se han desplomado en los últimos años debido a la crisis. La presión fiscal ha caído substancialmente hasta el 33%, muy alejada del 40% de media de la UE. También el gasto público en nuestro país, al 45,5% del PIB queda lejos de los niveles europeos (50,6%), y ni que decir de los de los países con los estados de bienestar más asentados. Obviamente, el ajuste fiscal que viene, nos alejará aún más de esos niveles.

Sigue leyendo

La Ortodoxia Fiscal se impone a toda costa en Europa; Bruselas no ofrece nada más

El lunes 12 conocimos la reacción oficial del Eurogrupo y de la Comisión al desafío del gobierno español de saltarse los objetivos de déficit previamente acordados. Bruselas acepta cierta flexibilidad por encima del 4,4% inicialmente previsto, pero obliga a bajar el déficit al 5,3%, o sea medio punto más de lo presentado por Madrid.

La decisión por parte de Bruselas no deja contento a nadie. Era difícil pensar que tras haber adoptado una línea dura con varios países pequeños, en especial con Bélgica, a los que se abrió un procedimiento por déficit excesivo este pasado otoño, la Comisión podía aceptar tal cual las cifras de España. Eso habría alimentado las sospechas de que los estados pequeños son tratados con más dureza que los grandes.

Sigue leyendo

Contra la dictadura de los mercados: Una revisión sobre la infamia

En agosto de 2011, el Gobierno interino del Reino de España pactó con la oposición mayoritaria la constitucionalización del mantra del déficit público cero. Era, en definitiva la vuelta de tuerca final a 15 meses de deriva hacía la ortodoxia económica del Gobierno dirigido por José Luís Rodríguez Zapatero tras su capitulación en mayo de 2010.

La lógica de este precepto de austeridad radica en el principio neoliberal de la eficiencia del mercado en la asignación de recursos. El corolario pues es que aquellos países que presenten a lo largo del ciclo económico unas finanzas balanceadas serán capaces de financiarse a unos costes menores y por lo tanto, sus ciudadanos podrán destinar una mayor parte de su renta al consumo o al ahorro en lugar de al pago de impuestos.

Sigue leyendo