“Necesitamos que nuestra militancia vuelva a creer en nuestro partido, en nuestro proyecto”

Entrevista a Inmaculada Rodríguez Piñero, Secretaria de Economía y Empleo del PSOE. En exclusiva para Líneas Rojas

El PSOE se encuentra inmerso en la realización de los diálogos públicos preparatorios de la Conferencia Política de octubre, de los que ya ha realizado cuatro, relativos a Europa, el crecimiento y el empleo, la fiscalidad y la democracia. Además acaba de presentar una propuesta de Plan de Reactivación para nuestro país, con el que ha ofrecido un pacto de Estado para contribuir entre todos a sacar a España de la crisis. Paralelamente, surgen a menudo en los medios noticias relacionadas con el futuro proceso de elección de Secretario General del Partido, y las encuestas siguen mostrando una escasa recuperación por parte del Partido de la confianza de los ciudadanos como alternativa de gobierno. Sigue leyendo

Carta abierta a Juan Rosell, presidente de la CEOE

Estimado Juan:

Estimado Juan,

La forma en que vemos a los demás dice mucho de nosotros mismos. Tus recientes declaraciones sobre los trabajadores españoles tildándolos de vagos, inútiles y sobreprotegidos, son un ejemplo de pobreza intelectual, las limitaciones de conocimiento y la necesidad de regeneración del empresariado español, o al menos de una parte del mismo, a la que bien representas.

Te hemos escuchado decir que la huelga es un derecho revisable, que el despido improcedente es una anomalía, que los trabajadores solo buscan empleo cuando no tienen más remedio, que no hay tanto desempleo como dicen las encuestas (aunque estén homologadas y avaladas internacionalmente) y que los funcionarios mejor en sus casas que en sus puestos de trabajo.

El mantra radical y antisocial de siempre. Pero ahora es más dañino, porque nos encontrarnos en una situación dramática para millones de trabajadores, y porque éstos son muy conscientes de que, si se encuentran así en estos momentos, es porque las políticas desarrolladas en los últimos veinte años y la especulación empresarial les han empujado hasta aquí. Por eso ya  no cuela. Culpar a la clase trabajadora de los males endémicos de la economía española, y en particular de la crisis, es una burla.

La transición empresarial del franquismo a la democracia en los 70s, ( “tan ejemplar como el resto”), la integración europea en los 80s (“esto de Europa es la hostia, tío” ), las privatizaciones de empresas públicas en los 90 (“tener un compañero de pupitre que llegue a presidente es un tesoro”)- y la crisis financiera y la burbuja inmobiliaria en 2000s  (“el precio de la vivienda nunca baja”) nos definen como economía. Es esto culpa de los trabajadores y su pretendida ociosidad?

Desde que Gabriel Tortella definiese al empresariado español del XIX como escaso, poco competitivo y proclives a buscar y vivir de las rentas del Estado, parece que nos cuesta deshacernos de este prototipo, y que incluso algunos os esforzáis por refrendarlo día a día. Las ingentes cantidades que estamos dedicando a salvar al sistema bancario refuerzan su poder en busca desesperada por quedarse con el último gran bocado del Estado: la educación, la sanidad y las pensiones.

Para tal fin todo vale, incluidas tus declaraciones. Entiendo que prefieras lo privado a lo público, que no te guste pagar impuestos, que prefieras el despido libre y que detestes las subvenciones (salvo los más de 6.000 millones de euros que hemos dedicado a bonificaciones a la contratación en los últimos tres años). Pero lo de funcionarios gastando papel y tinta resulta muy grosero, impropio de alguien que tiene importantes funciones representativas e institucionales en nuestro país, y un papel clave para alcanzar consensos básicos para nuestra economía y para nuestra sociedad.

Mejor proponer que disponer. Seguro que hay espacios de entendimiento. Pero también seguro que con declaraciones como las que has realizado, cada vez serán más estrechos. Cada vez se entiende peor la escena final de la película “Metrópolis”, donde capital y trabajo se dan un abrazo.

El cambio de modelo productivo podría ser una nueva oportunidad de reencuentro. Pero en este mismo blog tienes evidencias sobre lo preocupante del tema y el poco esfuerzo realizado por la inversión privada hasta el momento para hacerlo posible.

 Un saludo

 Líneas Rojas

Bancos y Crisis Económico-Financiera

por Rafael García García

Fue desde luego un hecho sorprendente que en pleno auge de la burbuja inmobiliaria y con el altísimo precio que alcanzaron los pisos, éstos se pudieran pagar. Ello fue posible por un hecho fundamental bien sabido: el banco adelantaba su valor, daba todo el dinero e incluso más, no el 70 o el 80% como había sido habitual durante décadas. Y lo que era decisivo: se podía pagar la cuota.

El artificio por el que, increíblemente, un piso mínimo pero de precio desorbitado podía pagarse con cuotas mensuales consistió en que, también cambiando prácticas estables durante décadas, los plazos se alargaron considerablemente. De los doce o quince años habituales se pasó a los 35 o 40. De esta manera los precios pudieron subir y subir siempre que se pudiera pagar la cuota. Una duplicación real del precio del producto fue posible porque ¡¡¡se podía pagar la cuota!!!

Sigue leyendo

La Ortodoxia Fiscal se impone a toda costa en Europa; Bruselas no ofrece nada más

El lunes 12 conocimos la reacción oficial del Eurogrupo y de la Comisión al desafío del gobierno español de saltarse los objetivos de déficit previamente acordados. Bruselas acepta cierta flexibilidad por encima del 4,4% inicialmente previsto, pero obliga a bajar el déficit al 5,3%, o sea medio punto más de lo presentado por Madrid.

La decisión por parte de Bruselas no deja contento a nadie. Era difícil pensar que tras haber adoptado una línea dura con varios países pequeños, en especial con Bélgica, a los que se abrió un procedimiento por déficit excesivo este pasado otoño, la Comisión podía aceptar tal cual las cifras de España. Eso habría alimentado las sospechas de que los estados pequeños son tratados con más dureza que los grandes.

Sigue leyendo

Construcción Europea y Socialdemocracia

Nota para el debate:
Construcción Europea y Política Socialdemócrata

Introducción

La actual crisis del Euro y su resolución están convulsionando profundamente la política europea. Si es claro que el origen y las causas principales de la crisis residen en el modelo neoliberal que ha imperado en el mundo y en Europa en los últimos 30 años, también es evidente que los partidos socialdemócratas no se ha beneficiado electoralmente ni de la crisis del capitalismo financiero, ni del profundo apego al estado de bienestar de las sociedades europeas, cada vez más cuestionado desde bastiones neoliberales.

La pérdida del gobierno a manos de los conservadores en 24 de los 27 estados de la UE ha colocado a los partidos socialdemócratas a la defensiva, tanto en términos de poder político, como en la batalla ideológica. Además, desde las últimas elecciones europeas, las instituciones europeas están también dominadas por una mayoría de liberales y conservadores.

Sigue leyendo