¿Pueden los partidos seguir ignorando la regeneración democrática?

Artículo publicado el 22 de octubre de 2014 en Piedras de Papel de eldiario.es

Permítanme que empiece este post de una forma un poco heterodoxa, recurriendo a las nociones de la física sobre los cambios de estado de la materia.  Éstos se definen como cambios que sufre la materia en su forma, volumen o en su estado, sin alterar su composición o naturaleza. Así, se pasa del estado sólido al líquido, como hace el hielo cuando se derrite por efecto del calor; o del líquido al sólido por el efecto del enfriamiento. En estos casos, se conoce exactamente cuáles son las condiciones que se tienen que dar para que la materia pase de un estado a otro. ¿Pero qué ocurre cuando queremos aplicar estas nociones a los cambios en el estado de la sociedad? ¿Está tan claro cuáles son esas condiciones?

Sabemos que el termómetro social lleva registrando una “temperatura anormal” desde hace varios años. Para comprobarlo tenemos los “síntomas demoscópicos”: niveles récord de desconfianza hacia los políticos, descrédito generalizado de las instituciones e insatisfacción con el funcionamiento de la democracia. Y  también son evidentes los “síntomas electorales”: la fuerza de un nuevo partido, Podemos, que genera una gran capacidad de atracción entre los que quieren (en un número creciente) un caballo de Troya que sirva para cambiar el actual estado de cosas.

Sigue leyendo

Recetas para recuperar el voto socialista

Artículo publicado el 22 de julio de 2014 en eldiario.es

Nunca antes en nuestro país una organización tan grande como la integrada por 200.000 militantes del PSOE había elegido a su líder a través de un proceso abierto en el que cada uno de los votos tiene igual valor. Sería absurdo relativizar el avance que ello ha supuesto para el propio partido socialista y para el sistema democrático, en general. Se abre, pues, un nuevo tiempo y es legítimo hacerlo con esperanza e ilusión. Pero haría mal el nuevo Secretario General en caer en la autocomplacencia. El paso que se ha dado es importante, pero Pedro Sánchez debería ser consciente de que la posición del PSOE ante la sociedad y sus expectativas electorales se encuentran seriamente dañadas como consecuencia de una trayectoria política equivocada que los ciudadanos siguen teniendo muy presente. Estos problemas que el nuevo líder debe atajar para evitar el camino hacia la irrelevancia política son dos: la falta de radicalidad, de audacia, de su discurso y la nula credibilidad de sus dirigentes.

Sigue leyendo

Tolerancia cero con la corrupción

La corrupción provoca el descrédito de las instituciones públicas sobre las que se articula una sociedad democrática, poniendo en riesgo su estabilidad. Dicho más claramente: la corrupción degrada la democracia. Pero, además, supone una humillación para los ciudadanos, ante la quiebra de la confianza que han depositado en esas instituciones. Es, en última instancia, un ataque contra la igualdad y la libertad, contra los valores esenciales del progreso.

Sigue leyendo

Dos líneas rojas transgredidas, dos dimisiones necesarias

Por razones bien distintas, José Blanco y Oscar López deben dimitir.

En un sistema democrático, la presunción de inocencia es un derecho fundamental de la ciudadanía, también, naturalmente, de José Blanco, al que la fiscalía quiere sentar en el banquillo por un posible delito de tráfico de influencias y de prevaricación. Pero una cosa son sus derechos como ciudadano y otra sus responsabilidades como político. Blanco no es un ciudadano más; es diputado y ha ejercido durante años importantes responsabilidades en el Gobierno del Estado y dentro del PSOE.

Sigue leyendo

La insoportable corrupción del PP

Cita

Si las numerosas y detalladas informaciones que están apareciendo en los distintos medios en los últimos días son ciertas, el Partido Popular está podrido por la corrupción. Durante años esta fuerza política habría estado pagando con dinero de dudosa procedencia pingües sobresueldos a sus principales dirigentes. Es decir que, de un lado,

el PP se habría financiado ilegalmente a cambio de la concesión de “favores”; y, de otro, sus máximos responsables se habrían enriquecido de una manera ilícita a costa de los ciudadanos.

Desde un punto de vista ético, estos comportamientos son repugnantes, pero además demuestran una insensibilidad absoluta, un desprecio hacia el resto de la sociedad que resulta insoportable, más, si cabe, con seis millones de parados.

Sigue leyendo

Algunas reflexiones sobre el inquietante caso de la Fundación Ideas

Aún cuesta creerlo y da rabia y grima. Unos cuantos compañeros andamos todavía con el estómago encogido y con mal cuerpo.

¿Por qué este tipo de comportamientos en personas que se convierten en imprescindibles son inevitables en política?

Esto parece un ejemplo embrionario de lo que luego son los grandes escándalos en la clase política. Un político joven y brillante con todo por delante y fuertes ingresos simplemente quiere más y poco a poco va dando pasitos, y ves que no pasa nada y que te encubren, o miran para otro lado o simplemente no ven, porque tú eres el que manejas la información y los sistemas de control.

Sigue leyendo