Contra la dictadura de los mercados: Una revisión sobre la infamia

En agosto de 2011, el Gobierno interino del Reino de España pactó con la oposición mayoritaria la constitucionalización del mantra del déficit público cero. Era, en definitiva la vuelta de tuerca final a 15 meses de deriva hacía la ortodoxia económica del Gobierno dirigido por José Luís Rodríguez Zapatero tras su capitulación en mayo de 2010.

La lógica de este precepto de austeridad radica en el principio neoliberal de la eficiencia del mercado en la asignación de recursos. El corolario pues es que aquellos países que presenten a lo largo del ciclo económico unas finanzas balanceadas serán capaces de financiarse a unos costes menores y por lo tanto, sus ciudadanos podrán destinar una mayor parte de su renta al consumo o al ahorro en lugar de al pago de impuestos.

Sigue leyendo