Ganarse el Futuro implica ganarse a los ciudadanos desde la izquierda

Líneas Rojas ante la Conferencia Política del PSOE

Los próximos días 8, 9 y 10 de noviembre el PSOE celebrará, por fin, su Conferencia Política, con el lema “Ganarse el Futuro”, que ha dado para llenar páginas y tertulias desde muchos meses antes, para bien y para mal. Se trata de un acto de indudable relevancia para el Partido, puesto que en él se debe debatir y aprobar un texto que ofrezca sustrato ideológico y oriente sus propuestas electorales venideras. Pero debería ser algo más que eso. Deber servir para construir su hoja de ruta para los próximos lustros, reflejando de forma inteligible para todos y sin ambages su ideario y los objetivos que persigue con su acción política. En definitiva, su modelo de sociedad y las principales líneas de actuación que piensa aplicar para lograrlo.

Es, por tanto, un acto político de calado. Aunque, en realidad, cabría, más bien, hablar de un proceso, en la medida en que durante meses se ha estado gestando la Ponencia Marco que ahora se aporta a la Conferencia, y que es el documento sobre el que se concretan las múltiples propuestas que se han realizado, y que servirá para encauzar todo el debate en estos tres días. Este texto base refleja un visible giro a la izquierda en los planteamientos del PSOE en muchos ámbitos, que de entrada debe ser bienvenido. No obstante, desde Líneas Rojas esperamos que se concrete y mejore con las aportaciones de todos los participantes en la propia Conferencia. Y, sobre todo, deseamos que desarrolle el sincero y profundo debate de ideas que el PSOE necesita desde hace tiempo, y del que deben resultar unas orientaciones nítidas, que no admitan interpretaciones equívocas ni amparen planteamientos interesadamente confusos o indefinidos.

En todo caso, el PSOE debe ser consciente de que ni la propia Conferencia ni el documento de referencia que resulte de ella constituyen en absoluto fines en sí mismos. Y por encima de todo, el Partido debe evitar caer en un ejercicio de ensimismamiento que sería letal para su credibilidad, ya muy erosionada. Porque, mientras se desarrolle, la ciudadanía seguirá preocupada por encontrar un puesto de trabajo, por cómo llegar a fin de mes, o por qué hacer para defender unos servicios públicos esenciales hoy en día en riesgo como consecuencia de las políticas desarrolladas por la derecha en el Gobierno.

Lo que suceda el próximo fin de semana constituye tan solo un primer paso, que incluso en el caso de que resulte fructífero, requerirá después de otros tan importantes o más que este. Pero ahora es lo que toca. Y por eso Líneas Rojas pide a todos los participantes en la Conferencia generosidad, sinceridad, transparencia y valentía en sus debates, de los que esperamos que surja el programa reformista radical que precisa España y que está necesitando la socialdemocracia en toda Europa, para construir un renovado proyecto de bienestar y progreso para sus ciudadanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>