Eficacia e ideología en la LOMCE

La LOMCE insiste en su preámbulo que es una ley basada en evidencia empírica. Por ejemplo, hay evidencia empírica en que la evaluación externa del rendimiento del alumnado puede contribuir tanto a la mejora de resultados como a disminuir la desigualdad de oportunidades educativas. Pero esto no quiere decir que esas pruebas deban ser reválidas, es decir, a final de un nivel educativo y bloqueando el acceso al nivel siguiente, ni que sus resultados se hagan públicos por centros. Al hacerlas al final de ciclo, serán poco útiles para desarrollar mejoras. Y al ser un nuevo obstáculo, dificultarán el paso a los niveles superiores. En cuanto a que sean públicas, parece que es una buena razón desde el punto de vista de la transparencia. Pero debemos tener en cuenta que cuanto mayor sea el peso que se le dé a este tipo de pruebas en cada etapa educativa, tanto para el alumnado como para el profesorado, mayor será la presión para corromperlas (Ley de Campbell). Al final, el Gobierno de turno podrá presumir de mejoras en los resultados, pero lo único que habrá mejorado será el entrenamiento para superar las pruebas que se hará en los centros educativos, y las trampas, a veces legales, a veces ilegales.

Sigue leyendo

“Necesitamos que nuestra militancia vuelva a creer en nuestro partido, en nuestro proyecto”

Entrevista a Inmaculada Rodríguez Piñero, Secretaria de Economía y Empleo del PSOE. En exclusiva para Líneas Rojas

El PSOE se encuentra inmerso en la realización de los diálogos públicos preparatorios de la Conferencia Política de octubre, de los que ya ha realizado cuatro, relativos a Europa, el crecimiento y el empleo, la fiscalidad y la democracia. Además acaba de presentar una propuesta de Plan de Reactivación para nuestro país, con el que ha ofrecido un pacto de Estado para contribuir entre todos a sacar a España de la crisis. Paralelamente, surgen a menudo en los medios noticias relacionadas con el futuro proceso de elección de Secretario General del Partido, y las encuestas siguen mostrando una escasa recuperación por parte del Partido de la confianza de los ciudadanos como alternativa de gobierno. Sigue leyendo

Propuestas del PSOE, bienvenidas

El PSOE lleva un año y medio en la oposición, tras una derrota electoral que le dejó muy tocado, con grietas internas, sin un plan de actuación definido y, en consecuencia, muy expuesto a críticas desde uno y otro lado, a su derecha y a su izquierda. No debería quejarse por ello: es lo que debe esperar un partido que aspira a gobernar y que, desde la oposición, sigue siendo la referencia para millones de ciudadanos y ciudadanas, a los que ha defraudado en época aún tan reciente.

Se ha reprochado a este partido en esta etapa su pasividad y su incapacidad para articular propuestas a la altura que exige la situación de emergencia que vivimos. Y con razón. Sin embargo, un mínimo de ecuanimidad y análisis debe concluir que sí ha elaborado algunas propuestas alternativas de interés; aunque menores o con escaso éxito. Muchas veces, porque la bondad de la iniciativa se ha diluido con su concreción, o porque ha confundido disposición al pacto con tibieza de sus planteamientos, en un escenario que exige nitidez y vigor, y en el que las medias tintas se castigan sin contemplaciones. Otras veces se han perdido por falta de eco en los medios, por errores de comunicación, o por la irrelevancia que se concede a las iniciativas parlamentarias en nuestro país, máxime en un contexto de mayoría absoluta del partido en el gobierno, que ejerce de rodillo sin rubor. Ha faltado, en todo caso, un relato que unificara todas las propuestas y diera forma a un programa alternativo potente, coherente y realista, que pusiera aún más en evidencia que el camino que sigue el Gobierno del Partido Popular es interesado, injusto e ineficiente, una tragedia para todos los ciudadanos, de consecuencias difícilmente reparables en el medio y largo plazo.

Sigue leyendo