Aportaciones de Líneas Rojas al debate “Hacia una Europa Federal”

1 Comentarios al texto  “Hacia una Europa Federal” (ver documento aquí) 

a) Página 11, párrafo 1

El procedimiento de nombramiento de la Comisión Europea confiere en la actualidad al PE un poder de investidura. Primero se elige al Presidente y luego al resto del colegio de Comisarios. En cuanto el nombramiento del Presidente de la Comisión se rige por el artículo 17, apartado 7, TUE. El Consejo Europeo propone, por mayoría cualificada, un candidato para dicho cargo, teniendo en cuenta el resultado de las elecciones al Parlamento Europeo[1]. El Parlamento elige entonces al candidato por mayoría de los miembros que lo componen. Por tanto, en la actualidad, el PE ya refrenda el nombramiento del Presidente de la Comisión y del resto del Colegio de Comisarios (caso Buttiglione).

b) Página 11, párrafo 3 (moción de censura constructiva)

La introducción de mecanismo de moción de censura constructiva está a grandes rasgos contemplado en el artículo 17, apartado 8, TUE y con el artículo 234 del TFUE. El Parlamento tiene el poder de aprobar una moción de censura contra la Comisión en su conjunto. Esta censura, permite al Parlamento ejercer un control democrático de la UE. La moción de censura debe ser presentada al Presidente del Parlamento, con el respaldo de al menos una décima parte de los diputados y debe estar motivada. Durante el mandato de la Comisión, el PE dispone del poder de cesar a la Comisión por mayoría de las dos terceras partes de los votos emitidos y mayoría de los diputados que lo componen.

c) Página 11, párrafo 6 (cauce formal de relación entre los parlamentos nacionales y el Parlamento Europeo).

En la actualidad ya existen una serie de cauces establecidos entre el PE y los Parlamentos Nacionales[2], desde el mecanismo de control de la subsidiariedad establecido por el Tratado de Lisboa[3], pasando por la COSAC[4], a las reuniones interparlamentarias[5] y los nuevos cauces de relación establecidos a partir de la adopción del semestre europeo.

d) Página 12, párrafo 3 (Referencia a Frontex). Pese a que FRONTEX, es entre las Agencias de la UE, una de las más conocidas en nuestro país, aconsejaríamos la desaparición de la referencia a la misma, debido a las críticas que recibe desde ámbitos progresistas y del mundo de las ONGs. Sobre Agencias se podría proponer la Fusión de Agencias y/o absorción cuando sea posible por la Comisión Europea.

e) Página 13, párrafo 1 (nueva Convención Europea y reforma de los Tratados) Tras la larga saga de la Declaración de Laeken- Convención para el futuro de Europa- non nata Constitución Europea- Tratado de Lisboa, el capital y energía política para una nueva reforma de los Tratados vía Convención está agotado, al menos desde un punto de vista comunitario. Vemos muy difícil, que nada de esto tenga ningún viso de realidad. Toda revisión de los Tratados futura se prevé que se haga a través de los Tratados de Adhesión de futuros Miembros. Asimismo, pese a compartir el sueño de un referéndum paneuropeo, nuestra posición es que choca de frente a la realidad que vive la UE.

f) Páginas 15 y 16 (Gobierno Económico del Euro)

La recientemente creada Unión Bancaria debe articularse bajo la regla de la dimensión comunitaria.

Siguiendo el Reglamento de competencia de 2003, los reguladores comunitarios solo intervienen en los casos de dimensión comunitaria. Además la supervisión y la regulación deberían estar deslindadas, la primera en el BCE y la segunda en la Comisión Europea o en la Autoridad Bancaria Europea.

Recuperar legitimidad democrática en la nueva arquitectura económica europea.

El “déficit democrático” de la UE ha sido criticado desde hace décadas. El progresivo incremento de las competencias del PE lo intentó reducir. Sin embargo, la reciente creación de nuevas estructuras de gobernanza financiera y económica ha provocado una transferencia de competencias presupuestarias de los parlamentos nacionales a instancias sin control parlamentario con la consiguiente disminución de procedimientos democráticos. Esto no ha venido acompañado de un papel simplificado del Parlamento Europeo en el proceso y la desaparición de todo papel de las instituciones sociales comunitarias, como por ejemplo el Comité Económico y Social Europeo.

Parlamento de la Eurozona: Esta es la gran cuestión en torno a la recuperación de la legitimidad democrática en la nueva arquitectura de la zona euro. A discutir, no hay posiciones claras.

g) Página 16, párrafo 7 (lucha contra el fraude fiscal y erradicación de los paraísos fiscales). Estando totalmente de acuerdo en este punto, encontramos números problemas de orden práctico en la posición de Estados Miembros como Luxemburgo, Austria, Reino Unido y Países Bajos.

h) Página 19, párrafo 5 (Aprobación y adopción cuanto antes de la Directiva Europea de Servicios). Tal y como aparece formulado no se entiende muy bien este punto, teniendo en cuenta la aprobación en Noviembre de 2006 de la Directiva relativa a los servicios en el mercado interior[6] (directiva Bolkestein) que pretendía favorecer la libertad de establecimiento y la libre circulación de servicios entre los EEMM de la UE.  También habría que recordar controversia y problema que trajo. Aunque no directamente relacionada se debe mencionar también las sentencias Laval y Vikking.

Por otro lado, se podría hacer hincapié en la necesidad de una Directiva sobre los “servicios económicos de interés general”[7] y los “servicios no económico de interés general”[8].

i) Página 20, párrafo 1 (políticas comunitarias de intercambio en secundaria y formación profesional e intercambios de prácticas). Numerosos programas engloban esta rúbrica[9].

j) Elección de los candidatos españoles al Tribunal de Justicia de Luxemburgo mediante procedimiento competitivo, dado el nuevo procedimiento vigente.

2. Comentarios más generales:

a) “Mayor integración debe venir acompañada de una mayor democratización”. En la actualidad la UE es una democracia que no tiene demos… por tanto, no hay un problema de déficit democrático sino de déficit político.

Parafraseando el conocido título de Montesquieu, en la UE actual hay leyes, pero no hay espíritu. Es un cuerpo sin alma. No hay visión de hacia dónde se quiere caminar.

Fin del sueño europeo/paradoja de la muerte por éxito: Decir que se necesita una unión política para salvar el Euro, no es un sueño cautivador.

A esto se une una acuciante pérdida de sentimiento común europeo y una falta de solidaridad. La aparición de líneas divisorias otrora olvidadas es sintomático de este estado (Norte/Sur; periferia/centro; los pertenecientes a unas políticas y los que no; etc).

Una democracia europea solo será posible si los problemas actuales del Euro, que ponen en riesgo toda la construcción comunitaria conseguida hasta ahora, son percibidos como problemas colectivos y si las respuestas que se dan para solucionarlo, son parte de un nuevo contrato político de escala europea.

Hasta ahora el proceso de integración europea se basada en la legitimidad de resultados, donde el crecimiento económico. Con la crisis actual y las recetas puestas  sobre la mesa, esto se ha perdido. Europa necesita recobrar ante el ciudadano un relato de éxito económico

Ya no se trata de hacer folletos o mostrar como Europa influye en nuestras vidas. A día de hoy eso es evidente para los ciudadanos; a día de hoy se trata de contenidos, de encontrar soluciones directas a problemas concretos.

b) Acciones a nivel legislativo:

-          Legislar menos y mejor: La UE abarca demasiadas áreas y en muchas ocasiones presenta un claro problema de delivery

-          Legislar más rápido y en la medida de lo posible vía Reglamento. Uno de los problemas que se achacan a la UE es su lentitud a la hora de tomar decisiones. Asimismo, otro de los déficits frecuentes de la UE es que lo que se legisla tarda mucho en transponerse, de ahí la necesidad de utilizar más el Reglamento, cuando los Tratados lo permitan.

-          Vuelta al método comunitario. Comisión propone, Parlamento Europeo y Consejo codeciden y Tribunal de Justicia asume el papel de garante jurisdiccional. Paradójicamente, tras el aumento de poderes al Parlamento Europeo y el aumento de competencias comunitarias, a día de hoy, la UE se rige cada vez menos por esta fórmula y más por nuevos usos intergubernamentales y en muchas ocasiones al margen de los Tratados existentes.

 


[1] Sobre la Puesta en liza de un candidato por familia política para la elección del Presidente de la Comisión según el resultado de las elecciones al PE: a) ¿Qué aporta en realidad? ¿Incremento del voto? (discutible, contraejemplo de división en circunscripciones). La diferencia debería venir de un “Programa Electoral” que hiciera patente que las preferencias políticas de los votantes son trasladables luego en términos de Políticas Públicas Europeas. Este Programa Electoral debería venir con propuestas fuerza de contenido (salario mínimo europeo, nuevos mecanismos de redistribución y solidaridad, etc) y no ser un Manifiesto, ni una amalgama de buenas intenciones. Salvando las distancias, debería ser una suerte de programa de Gobierno. b) no puede estar separada de la elección de otros dos puestos principales (Presidente estable del Consejo Europeo y Alto Representante). El Presidente de la Comisión, dado estructura del PE y sensibilidad ideológica de los Estados Miembros es muy difícil que nos sea conservador.

[3] Artículo 5, apartado 3, del TUE y Protocolo nº 1 en particular nº  2  (http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=OJ:C:2012:326:0201:0330:ES:PDF ). Mas info en: http://www.europarl.europa.eu/ftu/pdf/es/FTU_1.2.2.pdf

[4] Conferencia de los Órganos Especializados en los Asuntos Comunitarios y Europeos de los Parlamentos de la Unión Europea  (COSAC) fue creada en Mayo de 1989 (bajo la presidencia española de la UE). Es un protocolo relativo a la relación con los parlamentos nacionales y fue anexada en el Tratado de  Ámsterdam. La COSAC, tiene por objetivo reforzar el papel de los Parlamentos nacionales en el proceso comunitario.

[7] Art. 14 TFUE

[8] Protocolo n.º 26 sobre los servicios de interés general, anexado al Tratado de Lisboa anexado al Tratado de Lisboa .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>