Coherencia es la palabra

Desde LR estamos convencidos de que, para construir un programa socialdemócrata ilusionante y recuperar la confianza perdida por muchos votantes, es necesario primero reconocer los errores cometidos y, aún más, hacer de la autocrítica una norma de conducta básica. Es preciso escuchar a la ciudadanía, abrir las estructuras de las organizaciones y tejer complicidades con las fuerzas y colectivos de la izquierda. Es necesario, en definitiva, debatir los contenidos programáticos y fijar con claridad qué líneas no puede traspasar un proyecto llamado socialdemócrata.

Por eso merece la pena escuchar el discurso de Beatriz Talegón, la actual Secretaria General de la Unión Internacional de Juventudes Socialistas, en el Consejo de la Internacional Socialista, que se ha celebrado los pasados días 4 y 5 de febrero en la ciudad portuguesa de Cascais para debatir nada más y nada menos que sobre “La Economía Mundial: nuestra visión para el crecimiento, empleo y desarrollo sostenible”. La dirigente de la IUSY (en sus siglas en inglés), interpelándoles directamente, realizó un discurso muy crítico con los líderes y delegados de los partidos miembros de la IS de todo el mundo que allí estaban reunidos, afeándoles su alejamiento respecto de los jóvenes y la falta de interés por escucharles, entre otras cuestiones.

Aquí puedes ver su intervención:

http://www.youtube.com/watch?v=WT2tbHq9hlg

Y en la página de la Internacional Socialista puedes encontrar las más de cuatro horas de intervenciones integradas en un vídeo.

http://www.lainternacionalsocialista.org/

Más allá de compartir o no el contenido de las críticas realizadas por Beatriz Talegón (algunas resultan difícilmente rebatibles, como la que afecta al lugar elegido para la cita, un hotel de 5 estrellas en plena crisis, y en Portugal, país especialmente golpeado por ella y las políticas neoliberales), lo más destacable creemos que es la valentía de realizar estas declaraciones precisamente en el foro donde se supone que se deben debatir, cara a cara y sin eufemismos. No es agradable, pero es lo que toca. Porque la ciudadanía reclama sinceridad y coherencia, y está harta de circunloquios, medias verdades y falsos debates, en los que tan solo se busca legitimar formalmente decisiones estratégicas adoptadas de antemano.

Es, creemos, un toque de atención que, aunque quizá anecdótico, debería tener muy en cuenta el PSOE a la hora de diseñar y realizar los debates de su próxima Conferencia Política, de la que no solo los afiliados del Partido, sino gran parte de la ciudadanía, espera mucho. Y quizá con mayor intensidad los jóvenes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>