Del “Open Government” al “Open Party”

¿Os imagináis que un ciudadano pudiera entrar en la web de su ayuntamiento y que apareciera una ventana que pusiera – “¿En qué podemos ayudarte?”- (como en Google) y que sin más que introducir las palabras “cuánto cuesta contrato basuras” le apareciera automáticamente la cifra? Esto todavía es complicado. Los avances de la web semántica o 3.0 lo podrán hacer posible, pero de momento en España no se ha avanzado demasiado.

Desde hace unos años se nos llena la boca en España hablando de gobierno abierto, open data, open source, wikis, ciudadanía digital, creative commons, e-gobierno, e-administración, ventanilla única, e-política, e-congreso, e-etcétera, pero si analizamos solo un poquito nos daremos cuenta del enorme atraso que llevamos en España, a excepción de Irekia, del Gobierno Vasco.

Sigue leyendo

¿DULCE DERROTA DEL PSC-PSOE?

Las expectativas electorales son siempre un factor clave a la hora de interpretar los resultados alcanzados por una formación política en unas elecciones. Si éstas son muy elevadas pueden contribuir a transformar una victoria en derrota. Y, por el contrario, si son muy negativas pueden convertir una derrota en victoria. De cómo las expectativas pueden jugar en contra o a favor, podrían hablar ahora respectivamente convergentes y socialistas.

En el caso de los socialistas, el hecho de que las encuestas preelectorales les situaran por debajo de los 20 escaños -y algunos de los sondeos realizados a pie de urna les relegaran a la condición de cuarta fuerza política-, les han permitido presentar el peor resultado (20 escaños y, aunque segunda fuerza política en votos, tercera en escaños) que han cosechado en unas elecciones catalanas como una “dulce derrota”. Una percepción a la que contribuye un foco de atención político y mediático puesto en el fracaso de la estrategia electoral de CiU.

Sigue leyendo

Catalunya, el ddd

El “día de después” (ddd), aunque parezca que todo sigue igual, nada es ya lo mismo que el día de antes. Y si no que se lo pregunten al Sr. Mas, presidente en funciones de la Generalitat, que el día de antes (de las elecciones que él adelantó), seguramente más por pasión cegadora que por razón iluminadora, pensaba que el día de después su sueño, ambiguo, como suelen ser los sueños, comenzaría a hacerse realidad. Y es que cuando uno despierta de su propio sueño y se enfrenta con la realidad puede acabar descubriendo que el gran error está en pensar que la realidad se puede transformar (retorciéndola) a la medida de nuestros sueños. Pero la realidad es tozuda. Y los sueños, maleables, siempre acaban plegándose a la realidad.

El Sr. Mas debería reconocer que ha fracasado. Así de simple. Como líder de un partido que gobernaba con holgada mayoría y que podía seguir haciéndolo durante dos años más, su apuesta ambiguamente quimérica acabó devorándolo. Su partido ha quedado maltrecho. Miles de personas guiadas por “el mesías” descubren, de pronto, que este no conoce el terreno por el que se mueve con tanta aparente seguridad. Huye de los líderes que se presentan como salvadores o redentores es la lección que un buen demócrata debería conocer de memoria. Un buen líder, en democracia, nunca puede ser un iluminado. Un ebrio de poder capaz de poner a su pueblo a los pies de sus delirios.

Sigue leyendo

¿“ALGUNAS” ÉLITES EMPIEZAN A TENER MIEDO?

De la economía financiera, a la economía real. De la economía real, a la sociedad. De las grandes cifras macroeconómicas, a la realidad microsocial. De la avalancha de las estadísticas, a los testimonios de primera mano de los que más sufren la crisis y los recortes. De la desorientación individual, a la movilización colectiva. Cinco años después, lo que empezó como una crisis de origen financiero en Estados Unidos, se ha convertido en un “estado” de emergencia social -con una destrucción masiva de empleo, con el empobrecimiento de las clases medias y bajas, con un alarmante aumento de la desigualdad y de la exclusión social- en los países del sur de Europa; mientras el estancamiento económico amenaza a los países del norte y el antieuropeísmo se extiende por el viejo continente.

La receta de la austeridad extrema se está revelando ineficaz -tanto por sus dudosos efectos directos, como por sus peligrosos efectos colaterales-, para luchar contra la crisis (como incluso, desde los sectores económicos más ortodoxos, se empieza a reconocer).

Sigue leyendo

Agenda: Huelga General #14N

La Cumbre Social respalda la convocatoria de Huelga General realizada por las organizaciones sindicales para exigir al Gobierno de España un cambio radical en sus políticas, incentivar la actividad económica y la creación de empleo, la restitución de los derechos laborales eliminados por la reforma laboral, poner fin a la mercantilización de la educación retirando su contrarreforma educativa, restituir los servicios y prestaciones públicas, y realizar una reforma fiscal basada en la equidad y la suficiencia que permita al Estado disponer de los recursos necesarios para financiar las políticas públicas.

Necesitamos una reacción de mayores dimensiones. El 14N es el momento.

Quizás nunca imaginamos que lo que ha tardado tanto tiempo en conseguirse, pudiese destruirse en tan pocos meses. Esta es la reflexión que podemos repetir una y otra vez en este momento, en distintas dimensiones de nuestra realidad socio-política: los derechos de los trabajadores, la educación, la sanidad, la protección social o la presión fiscal cada vez más injusta y menos progresiva.

Quizás políticos y ciudadanos no estamos siendo conscientes en su verdadera proporción de las consecuencias que esto tiene. Algo que me parece evidente cuando es preciso que suceda una tragedia para que los políticos reaccionen. O que experimentemos nosotros mismos, en un familiar o en un amigo, algunos de los efectos de este retroceso brutal, para que veamos con claridad que no hay justicia social si mermamos derechos en pilares del Estado de Bienestar que tanto ha costado a generaciones pasadas.

Sigue leyendo