El sindicalismo necesario

Este post se publica conjuntamente en Debate Callejero y en Líneas Rojas

Los sindicatos conforman el mayor poder de movilización social organizado de la izquierda. Tanto por su número de militantes como por los recursos que son capaces de emplear, no hay otra institución de defensa organizada tan fuerte para aquellos que no tienen ni el poder económico (empresarios), ni el poder simbólico (intelectuales, expertos) de una sociedad. Debilitar a los sindicatos supone, por tanto, debilitar esa inmensa fuerza de movilización. No resulta nada extraño que la derecha los considere como gran contrincante a batir. Parte de su estrategia consiste en resaltar de manera sensacional sus errores o defectos, como su corporativismo y su exceso de vida burocrática. Son fallos que sin duda deben ser corregidos. Pero otra parte [de las críticas de la derecha?] se basa simplemente en manipulaciones, como cuestionar su representatividad por su número de afiliados. A nadie se le ocurre medir la representatividad de un partido por el número de sus afiliados, sino por sus votos. ¿Por qué se emplea este rasero para la representatividad sindical (Gráfico 1)? Probablemente el origen de esta manipulación se deba a que hay países con alta tasa de afiliación, al menos en algunos sectores profesionales. Pero lo que jamás se dice es que en estos países los convenios colectivos solo afectan a quienes forman parte del sindicato, y que en ocasiones la afiliación es obligatoria para poder trabajar en un determinado oficio, como sucede en EE UU.

Sin embargo, en España todos los trabajadores pueden votar en las elecciones sindicales y la cobertura sindical (porcentaje de trabajadores afectados por el convenio, Gráfico 2) es de las más altas de Europa (por lo menos hasta que entró en vigor el nuevo Estatuto de los Trabajadores). Por tanto, la representatividad sindical es alta.

El discurso anti-sindical, además de cuestionar la representatividad de los sindicatos, cuestiona su eficiencia [estaría bien aquí explicar qué significa eficiencia: crecimiento del PIB? Tasa de empleo?]. Lo bueno de las variaciones institucionales del capitalismo es que hay evidencia empírica en contra de las tesis neoliberales. En el Gráfico 3 se presenta un resumen de indicadores institucionales para distintos modelos de capitalismo. Se aprecia que en los países nórdicos el nivel de sindicación es alto y la negociación colectiva centralizada, justo el modelo de negociación opuesto al impulsado por el PP con su reforma laboral. No es fácil copiar entornos institucionales, pero a la vista de este ejemplo sí podemos decir que una economía con un fuerte peso de los sindicatos puede ser muy eficiente. Aunque para ello son necesarios otros elementos, como un mercado de productos más liberado y una política industrial orientada a la innovación y a la exportación, más que al ladrillo, al sol playero y a la caza de subvenciones, primas y desgravaciones.

Los sindicatos de los países nórdicos son también diferentes en que cuentan con una cultura más cooperativa con la patronal, con más poder real en las empresas y con más capacidad de integrar a todo tipo de trabajadores. Sin duda el 15-M puede leerse como un síntoma de la escasa capacidad de integración de amplias capas de trabajadores por parte de nuestros sindicatos: los empleados de empresas pequeñas (donde la militancia es difícil), o quienes viven en la inestabilidad laboral. Tampoco los inmigrantes parecen estar integrados en nuestros sindicatos y la presencia de las mujeres muchas veces raya lo anecdótico.

Una vía para superar las limitaciones del sindicalismo, en estos tiempos de hostigamiento mediático y legal, podría ser la propuesta por Stephen Lerner. Básicamente consiste en prestar la fuerza de los sindicatos a movimientos sociales, sin intentar cooptarlos o dirigirlos, sino colaborando con ellos. En el caso español, esto podría suponer dar cobertura sindical a los movimientos en contra de los desahucios o tender puentes con las movilizaciones del 15-M. Es cierto que este movimiento, en su crítica contra el statu quo, arremete por igual contra sindicatos, banqueros o políticos corruptos, por ello habría que demostrar de forma práctica que los sindicatos están en el mismo bando [que los movimientos sociales?], asumiendo en la medida de lo posible algunas de sus reivindicaciones y colaborando en las movilizaciones. Ya se ha podido ver a sindicalistas y 15-M juntos, pero todavía no revueltos.

Gráfico 1 Proporción de afiliados a los sindicatos sobre el total de asalariados en 2000 y 2005 (en %)

Fuente: Base de Datos ICTWSS 2007

Gráfico 2 Cobertura de la negociación colectiva

Fuente: Base de Datos ICTWSS 2007. Sin datos para Irlanda. Los datos de Estonia, Letonia, Lituania, Malta, Eslovenia y Rumanía se refieren a 2005.

Gráfico 3 Configuración institucional de los modelos de mercado de trabajo europeos

Fuentes: OCDE, Eurostat y Banco de España, elaborado por J. González y C. Vacas (Link)

e. OCDE, Market Regulation, 2003. Un mayor nivel indica un grado de regulación más elevada.

f. OCDE, Taxing Wages, 2004. Diferencia entre el coste laboral bruto de la mano de obra que soportan los empleadores y la renta disponible para los trabajadores, y equivale a la suma del impuesto sobre la renta personal y las contribuciones obligatorias pagadas a la seguridad social por los empleadores y los empleados, deduciéndose las prestaciones en metálico, en porcentaje de los costes laborales brutos. Como promedio de dos situaciones familiares: un individuo sin hijos que gana la renta media y un matrimonio con dos hijos en el que el cabeza de familia gana la renta media.

g. OCDE, Employment Statistics Database, 2001. Trabajadores sindicados dentro del total.

h. OCDE, 1995-2000.

Países:

Nórdico: Dinamarca, Suecia, Finlandia y Holanda

Anglosajón: Gran Bretaña e Irlanda

Continental: Francia, Alemania, Austria, Bélgica y Luxemburgo

Mediterráneo: Grecia, Italia, Portugal y España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>