Bancos y Crisis Económico-Financiera

por Rafael García García

Fue desde luego un hecho sorprendente que en pleno auge de la burbuja inmobiliaria y con el altísimo precio que alcanzaron los pisos, éstos se pudieran pagar. Ello fue posible por un hecho fundamental bien sabido: el banco adelantaba su valor, daba todo el dinero e incluso más, no el 70 o el 80% como había sido habitual durante décadas. Y lo que era decisivo: se podía pagar la cuota.

El artificio por el que, increíblemente, un piso mínimo pero de precio desorbitado podía pagarse con cuotas mensuales consistió en que, también cambiando prácticas estables durante décadas, los plazos se alargaron considerablemente. De los doce o quince años habituales se pasó a los 35 o 40. De esta manera los precios pudieron subir y subir siempre que se pudiera pagar la cuota. Una duplicación real del precio del producto fue posible porque ¡¡¡se podía pagar la cuota!!!

Sigue leyendo

El sindicalismo necesario

Este post se publica conjuntamente en Debate Callejero y en Líneas Rojas

Los sindicatos conforman el mayor poder de movilización social organizado de la izquierda. Tanto por su número de militantes como por los recursos que son capaces de emplear, no hay otra institución de defensa organizada tan fuerte para aquellos que no tienen ni el poder económico (empresarios), ni el poder simbólico (intelectuales, expertos) de una sociedad. Debilitar a los sindicatos supone, por tanto, debilitar esa inmensa fuerza de movilización. No resulta nada extraño que la derecha los considere como gran contrincante a batir. Parte de su estrategia consiste en resaltar de manera sensacional sus errores o defectos, como su corporativismo y su exceso de vida burocrática. Son fallos que sin duda deben ser corregidos. Pero otra parte [de las críticas de la derecha?] se basa simplemente en manipulaciones, como cuestionar su representatividad por su número de afiliados. A nadie se le ocurre medir la representatividad de un partido por el número de sus afiliados, sino por sus votos. ¿Por qué se emplea este rasero para la representatividad sindical (Gráfico 1)? Probablemente el origen de esta manipulación se deba a que hay países con alta tasa de afiliación, al menos en algunos sectores profesionales. Pero lo que jamás se dice es que en estos países los convenios colectivos solo afectan a quienes forman parte del sindicato, y que en ocasiones la afiliación es obligatoria para poder trabajar en un determinado oficio, como sucede en EE UU.

Sigue leyendo

Un pacto por el crecimiento para Europa

Ver original en: Artículo EL PAÍS, domingo 20 de mayo de 2012

Alemania debe entender que va en su interés aceptarlo

El debate económico en Europa ha subido de tono en las últimas semanas, especialmente desde la publicación de las perspectivas macro para este año. La evidencia es clara: la economía europea está estancada, varios países, con España a la cabeza, están en recesión, y el panorama para los próximos años pinta muy mal.

Ante este paisaje, todas las voces invocan la necesidad de recuperar la senda del crecimiento. La izquierda europea lleva meses clamando contra el dogma de la austeridad. La novedad es que ahora los dirigentes de la derecha también se han sumado a ese coro: Merkel cree que se requieren medidas que promuevan el crecimiento; Van Rompuy planea convocar una cumbre sobre el crecimiento, y hasta Mario Draghi declaró hace unos días en el Parlamento Europeo que, tras el pacto fiscal, lo urgente era lograr un acuerdo de crecimiento. Hay fumata blanca en Europa, ¡es el crecimiento, estúpido!

Sigue leyendo

Recortes, ¿Qué Recortes?

¿Se acuerdan cuando Zapatero, al inicio de la legislatura pasada, se resistía a pronunciar la palabra crisis? Ahora son los dirigentes populares  los que niegan que estén haciendo recortes sociales. De este modo, en menos de cuatro años, hemos pasado de la etapa de “crisis, ¿qué crisis?” a la de “recortes, ¿qué recortes?”

Como “manifestaciones suaves o decorosas de ideas cuya recta y franca expresión sería dura o malsonante”, los populares se entregan con pasión al uso (y abuso) de los eufemismos. De este modo, la subida del IRPF no es un aumento de la carga fiscal, sino “un recargo temporal de la solidaridad”. No se engañen, donde ustedes ven una injusta amnistía fiscal a las grades fortunas, hay en realidad un “gravamen a activos ocultos”. La ambiciosa “agenda reformista” que el gobierno de Rajoy va desvelando cada viernes, no contiene recortes, sino ajustes. Y si al año que viene, como todo parece apuntar, se anuncia una subida del IVA, alégrense porque, de ningún modo, se tratará de un aumento de impuestos, sino de una “ponderación”.

Sigue leyendo

Lecciones tributarias de la crisis: hay vida

Las drásticas medidas presupuestarias que está adoptando el gobierno del Partido Popular han generado un notable debate público. Sin duda, los ciudadanos son conscientes de que políticamente se está dirimiendo algo más que la forma de salir de la crisis, que es la conformación de las bases y capacidades de nuestro modelo de desarrollo económico y de bienestar social para los próximos treinta años. Y en este escenario, los impuestos han cobrado importancia desde el primer momento. Ya en su segundo Consejo de Ministros, el Gobierno abordó un paquete de medidas para elevar la recaudación, entre las que sobresalían el aumento de tipos en el IRPF (para rentas del trabajo y del capital) y del Impuesto sobre Bienes Inmuebles. Con ello, incumplía uno de sus compromisos electorales básicos (no subir impuestos), algo que después ha convertido en una práctica habitual; pero es ese es otro tema.

Desde entonces se han adoptado otras iniciativas tributarias muy relevantes, como la reducción de deducciones en el Impuesto sobre Sociedades, un aumento de tasas y del impuesto sobre el tabaco, o una sangrante amnistía fiscal previo peaje de una mínima contribución (del 8-10%). Y hace unos días el Ministro de Economía nos anunciaba, con una retórica vergonzante, que en 2013 subirán el IVA (otro compromiso roto) y quizá rebajen las cotizaciones sociales.

Sigue leyendo