La aspiración hacia una sociedad más justa

Mientras el Foro Económico Mundial ha alertado, en su último informe, del riesgo que supone el incremento de las desigualdades sociales, en España se observa una diferencia abismal entre la percepción que tienen los ciudadanos de cómo es la sociedad y de cómo debería serlo:

La aspiración hacia una sociedad más justa

Por otra parte, y continuando con los datos del barómetro del CIS de septiembre de 2011, más allá de la edad y del partido al que se vote, la mayoría de los electores (más del 65%) creen que el Estado debe ser responsable del bienestar de todos, frente a una minoría que aboga por un Estado asistencial (centrado sólo en el bienestar de los más desfavorecidos).

Incluso en un momento de intensa crisis como el actual, el crecimiento económico (independientemente de que unas personas se beneficien más que otras) no ocupa el primer puesto de los objetivos prioritarios que, según los ciudadanos, debería tener un gobierno. La opinión predominante es la de que el gobierno debe garantizar un nivel de vida mínimo para todas las personas (35%), seguida de asegurar que haya igualdad de oportunidades para que todas las personas salgan adelante (29,4%) y, sólo en tercer lugar, promover el crecimiento económico (16,7%). Y, aunque los votantes del PP conceden mayor importancia a la economía que los votantes del PSOE o de IU, el orden de prioridades es el mismo para todos los electores.

El voto tampoco parece marcar una diferencia en la visión que se tiene de las desigualdades existentes y del modelo de sociedad al que se aspira. Y la mayor desigualdad que se percibe es la socioeconómica. Más del 75% de los votantes del PSOE, del PP y de IU cree que existen muchas o bastantes desigualdades de derechos y oportunidades entre las clases altas y las clases medias. El 85% de los votantes del PSOE y de IU cree que uno de los grandes problemas de España es la diferencia de ingresos entre quienes ganan mucho y ganan poco. En el caso de los votantes del PP el porcentaje de los que creen lo mismo es más bajo, pero mayoritario (68,6%).

Ya voten al PSOE, al PP o a IU, el aspecto de la igualdad que consideran prioritario todos los electores es la igualdad de oportunidades, seguido de la igualdad de acceso a bienes como la educación y la sanidad. Respecto a la igualdad de trato entre sexo, color de piel, personas con discapacidad, etcétera, el electorado que se muestra más sensible es el de IU. Mientras para los electores del PSOE y del PP resulta más prioritario centrarse en la igualdad de rentas o recursos económicos, para los de IU es más importante la igualdad de trato.

De este modo, aun con todos los matices que podamos establecer en las diferencias entre los electores de uno u otro partido, hay una visión social compartida. Y es que en España, como en la mayor parte de los países europeos, los ciudadanos abogan por un modelo social equitativo con un papel del Estado como garante de la igualdad de oportunidades y facilitador del acceso a los recursos públicos.

Es en el ámbito del modelo de sociedad donde el PSOE necesita recuperar terreno.  En 2004, el PSOE ganó las elecciones con un proyecto reformista, de cambio, de transformación económica, política y social. Se propugnaba un nuevo modelo de crecimiento económico, una sociedad más abierta y plural y una democracia más participativa. Era un proyecto, en suma, que despertaba ilusión y generaba el apoyo de amplios sectores sociales. Pero tras el giro económico dado el 12 de mayo de 2010, el proyecto socialista pareció descansar en un reformismo negativo. La mayoría de las medidas y reformas puestas en marcha entonces fueron percibidas como una respuesta al acoso de los mercados y un recorte de derechos sociales en el que se cargaba, además, contra los más débiles.

En ese contexto era inevitable que las señas de identidad socialista quedaran diluidas. Y a partir de ahí se produjera el desencanto y la desconexión con el electorado que llevaría al PSOE en apenas seis meses a sufrir dos contundentes derrotas electorales: primero, en las elecciones autonómicas y locales del 22 de mayo de 2011 y, después, en las elecciones generales del 20 de noviembre.

Para recuperar la sintonía con la sociedad en general y con su electorado en particular, el PSOE necesita volver a ser percibido como la fuerza política que defiende una sociedad más justa y equitativa en la que el “ascensor social” funcione de verdad. Hay que rechazar la falsa dicotomía entre protección social y crecimiento económico, así como plantear abiertamente y sin complejos el debate fiscal (aspecto clave del modelo social y del futuro del Estado de bienestar).

Respecto a este debate, la sociedad está polarizada: un 41,3% es partidario de gastar más en prestaciones aumentando impuestos, frente a un 39,5% que prefiere pagar menos impuestos y gastar menos en prestaciones. Aunque por votantes, hay grandes diferencias. Mientras la mayoría (52,2%) de los electores del PSOE respalda la subida de impuestos para tener más prestaciones sociales, la mayoría de los votantes del PP (51,1%) apuesta por la reducción impositiva. Si bien, en ambos electorados hay una proporción similar de votantes que defiende lo contrario: esto es, hay un 33,7% de votantes socialistas que prefieren una bajada de impuestos y un 33,9% de electores del PP que opta por la subida fiscal para tener más prestaciones.

La aparente contradicción de una sociedad que mayoritariamente respalda el modelo del Estado de bienestar -y que, como estamos viendo, se moviliza contra los recortes en servicios que considera básicos como la sanidad y la educación públicas- y es reticente a pagar impuestos, puede obedecer a una falta de conciencia sobre lo que cuesta financiar los servicios públicos. Pero también a la percepción de que el sistema fiscal es injusto y no pagan más impuestos los que más tienen, ya sea porque tienen mecanismos legales para evadirlos o porque defraudan a Hacienda.

Un pensamiento en “La aspiración hacia una sociedad más justa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>